Kelly transforma en sonrisas la soledad de los ancianos

Kelly Manrique tiene 33 años y estudia en paralelo Trabajo Social y Administración. Para costear su formación prepara y vende roles dulces y salados. Actualmente elabora su tesis de grado y todavía le queda tiempo no solo para ser voluntaria sino para captar a otros jóvenes que quieran serlo. Su causa preferida, la que mueve su corazón: acompañar, dar cariño, hablar y animar a los ancianos. Kelly tiene el privilegio de tener a sus cuatro abuelos vivos, pero lejos, pues residen en Barinas. «Desde pequeña, mis padres me enseñaron a amar y a respetar a los adultos mayores. En la iglesia siempre se refieren a los ancianos como las columnas, los que tienen la sabiduría y el conocimiento; sin embargo, son una población desasistida. En las propias iglesias hay actividades para niños, jóvenes y adultos pero casi nunca para ellos», dice esta estudiante de la UCV que muchas se veces se detiene en la calle a hablar con algún abuelo.

«Ellos siempre me buscan conversación, me transmiten ternura y me gusta dedicarme a escucharlos, conocer su historia y su mundo». Kelly suele visitar a Víctor Serrano, un anciano que vive solo, cerca de su casa en El Valle. Entre varios de los jóvenes de la Iglesia Pentecostal Unida Los Jardines se turnanpara acompañarlo y ayudarlo en algunas tareas. También visita a una anciana centenaria, quien vive en la sede del INASS en Las Fuentes de El Paraíso, y no tiene a nadie que vaya a verla. Allí hay más de 40 abuelos que reclaman la presencia de jóvenes voluntarios que dediquen algo de su tiempo para estar con ellos. «La soledad en las instituciones que albergan a adultos mayores es algo que se puede solucionar entre todos. A los jóvenes de mi iglesia los animo a ser voluntarios, les hago saber que la vida no es solo casa, estudio y trabajo, que hay algo más allá». 

Cuando visita algún geriátrico lo que más le motiva son las caras de alegría que despiertan sus visitas y ella siempre sale con una sonrisa. Si quieres acompañar a Kelly y formar parte de este voluntariado que ofrece a los mayores la fuerza que necesitan para afrontar el día a día puedes acercarte al INASS de Las Fuentes. #ConMúevete#voluntarios

Leave a reply