Marca la diferencia en la vida de un niño con VIH

Nena Sucre, Piluca de Aranbugu y Latife Aure visitaron este miércoles la sala de hospitalización de Infectología del Hospital de Niños J.M. de Los Ríos. Entregaron tres bolsas con leche y pañales y también palabras de aliento para aliviar la dura rutina de mujeres y niños que son portadores del VIH-Sida. 

Estas voluntarias de la Fundación Hogar San Luis, cada miércoles, durante dos horas, acuden a este servicio, se enteran de las necesidades de los pacientes y en ocasiones ayudan a costear algunos exámenes que no se realizan en el hospital y que las familias no pueden pagar, tramitan medicinas y traslados. 

La escena se repite los días martes en el Hospital Universitario de Caracas. Entre los dos centros hospitalarios suman 500 niños con VIH. 

El voluntariado del Hogar San Luis sabe, que hoy más que nunca, cuando estos pacientes han visto disminuir su calidad de vida por la falta de medicinas y alimentos, un gesto de solidaridad puede marcar la diferencia en sus vidas, por eso buscan colaboradores que quieran ser parte de la fundación. 

Hay muchas maneras de participar, según los gustos y capacidades del voluntario: Hospital, Farmacia, Casa, Educación, Mercadeo y Eventos, Informática, Legal, Administración, Infraestructura.  

El Hogar San Luis, una institución sin fines de lucro creada por el sacerdote salesiano José Luis Lofrano hace más de una década, también planifica eventos recreativos para los niños con VIH y uno de los más esperados es la Fiesta de Día de Reyes, donde necesitan muchas manos solidarios. 

Para unirte a esta causa y obtener más información puedes llamar al 0212 5504013. #ConMuévete #Voluntarios #GenteQueAyudaAOtraGente

Leave a reply