Welcome to our website! Call us: (800) 123 4567 and send e-mail: info@examplewebsite.com

Nino decidió ayudar a los demás fundando Doctoras y Doctores de la piñata

Nino es payaso de hospital desde hace 13 años, se dedica exclusivamente a ir a los hospitales de Caracas y hacer feliz a pacientes que están padeciendo de fuertes enfermedades. Ha inspirado a personas que se han ido del país y han hecho sus fundaciones para ayudar a los demás.

Antes de decidir dedicarse por completo a esta labor, Nino era publicista y, al conocer a Patch Adams, el médico de la risoterapia, decide crear la fundación en 2006. Tenía mucho tiempo queriendo hacer el bien a los demás y encontró su camino a través de ser payaso.

Comenta que ser un payaso de hospital es muy diferente a ser un payaso común. Él no puede burlarse de los pacientes, comprendiendo que en el hospital hay dolor y sufrimiento. En vez de eso, se trata de llevar energía positiva a estos lugares que tanto lo necesita.

El voluntariado lo ha enseñado a valorar todo: “Me ha enseñado a valorar las cosas, a valorar la vida… cuando voy al hospital hay niños que se están muriendo, sin cabello, que han perdido todo físicamente. Les han amputado una pierna, una mano y, sin embargo, jamás lloran ni se quejan”. Es una motivación muy grande.

Todos los voluntarios con los que ha tenido el placer de compartir comparten este sentimiento. “Todos cuando se van me dicen que la mejor enseñanza está en haber aprendido a valorar la vida, a valorar lo que uno tiene. Que tienes salud, un papá, una mamá, un hogar… la mayoría de estos chicos que tienen cáncer tienen una familia disfuncional, son extremadamente pobres”.

Nino llegó a Venezuela cuando aún era un adolescente, huyendo de la dictadura en Chile. Se enamoró inmediatamente de este país: “Mi forma de colaborar con Venezuela es seguir haciendo lo que hago: payaso de hospital”. Manifiesta que él se siente venezolano y, como tal, se quedará aquí por siempre.Con respecto a los voluntarios de esta organización, comenta: “Nosotros somos cómplices del dolor del niño… sufrimos con él. Si hay que reírnos, nos reímos con él”. Por lo tanto, quienes trabajan en esta organización deben ser personas muy sensibles que están siempre en contacto con sus sentimientos y emociones.

Una anécdota que comenta este payaso de hospital es que al principio la fundación se llamaba Doctores y Doctoras de la piñata pero, al ver que la mayoría de sus voluntarios eran mujeres, decide cambiarlo a Doctoras y Doctores de la piñata. 

Si alguien quiere ser payaso de hospital en esta organización, puede seguirlos en sus redes sociales: @doctorespinata en Instagram, @doctoresdelapiñata en Twitter y en Facebook “Doctoras y Doctores de la Piñata”. También pueden contactar a Nino a través de su celular: (0414)-117-4102.

Leave a reply