Se buscan voluntarios para promover el perdón y la reconciliación

Desde el año 2007 en Caracas funciona una Escuela del Perdón y Reconciliación. La iniciativa llegó desde Colombia, gracias al misionero de La Consolata, Leonel Narváez, sociólogo, graduado en diferentes conflictos de América y África. 

Preocupado por la situación colombiana fundó esta escuela, cuya metodología fue premiada en 2006 por la Unesco, pues aborda situaciones de violencia reconociendo los factores emocionales, actitudinales, discursivos y estructurales y trabajando la paz a nivel individual. 

En Caracas, quien está al frente de esta experiencia es Josiah K’Okal, misionero de la Consolata, que se ha dedicado junto a un equipo a capacitar personas que, a su vez, ayuden a otras a superar el rencor, la rabia y los deseos de venganza. 

«Ahora sí siento que soy yo, puedo volver a bailar, algo que dejé de hacer por el odio que sentía», estos son algunos de los testimonios que recibe K’Okal de las personas que pasan por esta experiencia. Esta iniciativa tiene su sede en El Paraíso pero se traslada a las comunidades si recibe alguna solicitud. 

«Nuestra idea es capacitar a 3 o 4 personas del mismo barrio para que luego ellas puedan replicar la experiencia en su sector y que surjan centros de reconciliación en las zonas populares», dice K’Okal.

La Escuela de Perdón está conformada por cinco módulos de tres horas cada uno. Una vez realizada esta experiencia, las personas pasan por la Escuela de Reconciliación, que tiene la misma duración. 

Para los interesados en formarse y convertirse en voluntarios están los contactos: 0212 47214 53, 0414 2331602, jokokal2003@yahoo.com. #ConMuévete#voluntarios#GenteQueAyudaAOtraGente

Leave a reply