Ser contención en tiempos de crisis

Cada miércoles, Milagros Loreto hace un alto en su trabajo y vuelve a su casa de estudios, la UCV, para hacer lo que más disfruta: escuchar sin juzgar y dar esperanza en tiempos que lucen desbordantes, donde se buscan soluciones rápidas y apremiantes y muchas veces se descuida la salud mental. Milagros se graduó de Psicóloga en 2017 y trabaja en Fundana, en la parroquia Caucagüita, pero los miércoles de 1:00 a 5:00 p.m. es voluntaria en el Centro de Orientación de Psicología que funciona en la Parroquia Universitaria. Allí escucha a abuelas preocupadas por sus nietos, a madres con dificultades para tratar con us hijos adolescentes, a familias golpeadas por la pobreza y la violencia. Asegura que es una relación ganar-ganar. «Yo los ayudo con mis herramientas pero al mismo tiempo aprendo de cada paciente, respeto sus creencias, no me impongo. Es un espacio alternativo para escuchar al otro sin que se sienta amenazado o juzgado», dice Loreto, quien ha visto emigrar a la mayoría de sus compañeros de promoción. Ella cree en el efecto multiplicador de las buenas acciones y este voluntariado es su pequeño aporte al país, acompañando a otros, sirviendo de contención en momentos de crisis. «En medio del cansancio, de la angustia, de la ansiedad, es necesario sentarnos a pensar qué estoy sintiendo, qué quiero del otro, abrir espacios para relajarnos y distanciarnos de lo que continuamente nos agota». 

Cuando decidió ser psicóloga lo hizo movida por el deseo de ayudar a los demás, hoy comparte con cada paciente la importancia de decidir siempre desde el amor. Si quieres formar parte de este voluntariado, que busca convertirse en un centro de atención integral, pues también ofrece asesoría legal, puedes acercarte los miércoles a la Parroquia Universitaria o llamar al número 0426 3419754.

Leave a reply